Ser Joven Y No Ser Revolucionario Es Una Contradicción

Es una donde las mujeres tienen su espacio y siempre es respetado por sus compañeros y compañeras y los jóvenes contamos derecho a dibujar nuestros futuros, pero siempre y en todo instante dentro de un marco legal y habitual que no deje que absolutamente absolutamente nadie tenga tan poco para tener que arrodillarse en oposición al que tiene bastante. Desde pequeñísima he suscrito esta oración y con catorce años era la portada de mi agenda del centro, pero hoy con veinticuatro recién cumplidos me atrevería a darle una vuelta de tuerca considerablemente más y decir que ser joven y no pelear por tu presente y tu futuro y más que nada por el de los que van a ser jóvenes tras ti es una contradicción no solo biológica sino también habitual. Poco a poco, la CIA halló a sus hombres de seguridad hasta en el final dar con un militar dispuesto a deponer a Allende “mientras que pudiese llevar un control absoluto sobre los hechos”. Los contactos con el futuro dictador datan del 31 de agosto de 1971, un par de años antes de la traición de Augusto Pinochet a su presidente. Ser joven y no ser innovador es una contradicción hasta biológica, afirmaba Salvador Allende. Desde muy pequeña he suscrito esta frase y con catorce años era la portada de mi agenda del instituto, pero hoy con veinticuatro recién cumplidos me atrevería a darle una vuelta de tuerca mucho más y decir que ser joven y no pelear por tu presente y tu futuro y sobre todo por el de los que serán jóvenes detrás de ti es una contradicción no solo biológica sino más bien asimismo social.

ser joven y no ser revolucionario es una contradicción

Paralelamente con la transformación y evolución de la sociedad, fueron avanzando el conjunto de derechos que garantizan las diferentes etapas de una ciudadanía democrática hasta la consecución del Estado del confort. Entonces, uno se encuentra a veces con jóvenes, y los que han leído el Manifiesto Comunista, o lo han llevado largo rato debajo del brazo, creen que lo han asimilado y dictan cátedra y requieren reacciones y critican a hombres, que por lo menos, tienen consecuencia en su vida. Y ser joven y no ser revolucionario es una contradicción hasta biológica; pero ir avanzando en los caminos de la vida y mantenerse como revolucionario, en una sociedad burguesa, es bien difícil. Lamentablemente, jamás pudo terminar su mandato puesto que, el 11 de septiembre de 1973, el general Augusto Pinochet lideró un golpe para derrocar al gobierno, donde Allende, en vez de rendirse al enemigo, decidió quitarse la vida defendiendo su cargo.

Oraciones Insignes De Roald Dahl

Una voz que será reconocida y oída; pues será la voz de pueblos dueños de su destino”. La juventud debe comprender su obligación de ser joven, y si es estudiante, darse cuenta que hay otros jóvenes que, como él, tienen exactamente los mismos años, pero que no son alumnos. Y si es universitario con mayor razón mirar al joven campesino o al joven obrero, y tener un lenguaje de juventud, no un lenguaje sólo de alumno de la universidad, para universitarios. “Un obrero sin trabajo, no importa que sea o no sea marxista, da lo mismo que sea o no sea católico, no importa que no tenga ideología política, es un hombre que tiene derecho al trabajo y debemos dárselo nosotros”. Feijóo es el presidente favorito por los españoles pero el PSOE sigue tres puntos… “Estas son mis últimas expresiones y tengo la certeza de que mi sacrificio no será en vano, tengo la seguridad de que por lo menos va a ser una lección ética que castigará la felonía, la cobardía y la traición”.

Es una donde las mujeres tienen su espacio y siempre y en todo momento es respetado por sus compañeros y compañeras y los jóvenes disponemos derecho a dibujar nuestros futuros, pero siempre y en todo momento en un marco legal y social que no permita que absolutamente nadie tenga tan poco como para tener que arrodillarse ante el que tiene demasiado. A este suceso, Salvador Allende en Chile mientras ofrecía un alegato a jóvenes universitarios, llegó a decir que “ser joven y no ser revolucionario es hasta una contradicción biológica”. Inútiles de hacer una intervención extranjera, La Agencia Central de Sabiduría contactó en más de veinte oportunidades con distintas mandos de las Fuerzas Armadas “para instigarles a dar un golpe de Estado y garantizarles en un caso así el apoyo del gobierno de Nixon”. Así lo corroboraba además el militar Carlos Prats en sus memorias, donde publicaba que el expresidente Eduardo Frei Montalva, derrotado por Allende en las urnas, admitía encabezar una insurrección militar para “evitar el ingreso de los marxistas al poder político”. Tal y como señalaba Thomas Marshall, ser ciudadana/o de pleno derecho el día de hoy piensa “desde el derecho a un mínimo confort y seguridad económica hasta el compartir al límite el patrimonio popular y a vivir la vida según con los estándares dominantes en la sociedad”.

Frases Insignes De Salvador Allende

La generación que representamos nos encontramos frente la oportunidad de prestar un vuelco a esta situación de negatividad que se nos enseña, encontrando una mayor ocasión de participación y avance de nuestras potencialidades en colectivos, siendo estos (los jóvenes y los colectivos) quienes con su voz y acción, dejen una reacción que tome el sendero a una reconstrucción de un modelo en la deriva. Sin duda cabe que la juventud tiene bastante que decir en este desarrollo a la inversa que estamos sufriendo en la localidad más esencial cordobesa. En comparación con el 2011, el paro ha aumentado en la ciudad más importante cordobesa un 15%, siendo todos y cada uno de los días dieciséis cordobeses quienes pierden su puesto de trabajo, tres de ellos inferiores de 25 años, jóvenes formados que demandan ocupaciones de mayor cualificación. La juventud es un valor que nunca se va a poder recobrar, vamos a poder tener un espíritu joven, pero jamás vamos a poder recuperar las reivindicaciones que los años nos arrebataron. Tras presentarse en 4 oportunidades a las elecciones, en el final en 1970 consigue la primera mayoría relativa, lo que le llevaría a transformarse en el primer presidente marxista del mundo en hallar el poder por medio de escojas generalmente mediante voto popular. Desde 1970 la CIA y el gobierno de Nixon procuraron liberarse de Salvador Allende para eludir la expansión del comunismo.

“Un obrero sin trabajo, da igual que sea o no sea marxista, no importa que sea o no sea católico, no importa que no tenga ideología política, es un hombre que tiene derecho al trabajo y debemos dárselo nosotros”. Tras presentarse en 4 ocasiones a las elecciones, por último en 1970 logra la primera mayoría relativa, lo que le llevaría a transformarse en el primer presidente marxista del mundo en poder el poder por medio de elecciones generales mediante voto popular. Desde antes de su resolución, en el momento en que solo era un candidato, la CIA logró todo lo que es viable para eludir la victoria de la izquierda. El empresario y periodista chileno Agustín Edwards, quien apoyó abiertamente el derrocamiento del gobierno democrático, se reunió con el secretario de estado estadounidense Henry Kissinger y el directivo de la CIA, Richard Helms, en Washington para eludir que Salvador Allende llegará a La Moneda. Allende se caracterizó por establecer un camino no violento hacia un estado socialista, abanderando proyectos como la aceleración de la reforma agraria o la nacionalización del cobre. Una voz que va a ser reconocida y oída; pues va a ser la voz de pueblos dueños de su propio destino”.

Frases Célebres De Miguel De La Quadra

Allende se caracterizó por detallar un sendero no violento hacia un estado socialista, abanderando proyectos como la aceleración de la reforma agraria o la nacionalización del cobre. Lamentablemente, jamás pudo finalizar su orden puesto que, el 11 de septiembre de 1973, el general Augusto Pinochet lideró un golpe de estado, donde Allende, en vez de rendirse al enemigo, decidió quitarse la vida defendiendo su cargo. La revolución no pasa por la universidad, y esto hay que entenderlo; la revolución pasa por las considerables masas; la revolución la hacen los pueblos; la revolución la hacen, fundamentalmente, los trabajadores. Pero el que es estudiante tiene una obligación pues tiene mucho más opciones de entender los fenómenos económicos y sociales y las realidades del mundo; tiene la obligación de ser un aspecto dinámico del proceso de cambio, pero sin perder los concretes, asimismo, de la verdad. “Con las adversidades propias de los que caminan en un Ford del año 1920 y por un sendero malo, vamos de tumbo en tumbo, pero continuando, continuando”.